La importancia del interiorismo en las viviendas para personas mayores, el senior living.

Las personas mayores de 60 años van a suponer uno de los grupos más numerosos de la población de la sociedad en los próximos años. Se calcula que para el 2050, la franja de edad mayoritaria sea la de 70 a 90 años.

No es de extrañar que la inversión e interés en las viviendas para personas mayores –en los países anglosajones el concepto de senior living está muy extendido– haya batido récords en Europa en 2021 con una inversión total de 4.000 millones de euros

Proyecto QUALIA RESIDENCIAL en Sant Cugat del Vallés (Barcelona)

¿QUÉ ES DIFERENTE EN UN CONCEPTO DE VIVIENDA PARA PERSONAS MAYORES? 

Dentro del segmento senior living no hay un modelo único. Son varios los enfocados a población autónoma con más de 60-65 años. Sin embargo, se pueden encontrar tres modelos:

– Senior Living Cohousing: grupo de personas con intereses en común que se unen bajo la fórmula de cooperativa para promover el proyecto donde van a residir. Aunque los precios sean más asequibles se trata del formato de compra en propiedad. Se trata de una vivienda colaborativa en la que habitan un grupo de personas. Estos residentes comparten unas zonas comunes, pero cada uno tiene su espacio individual. Los límites entre lo común y lo individual se adapta a las necesidades de este grupo.

– Senior Living Coliving: viviendas con zonas comunes desarrolladas por una promotora cuyas unidades se comercializan (en formato de venta) entre el mercado senior. En este caso, el senior living-coliving es un conjunto de viviendas comunes que han sido construidas por una promotora que está enfocada en el mercado senior.

– Senior Living Resort: urbanizaciones y condominios cerca del mar, al estilo «pequeña villa de vacaciones» o pueblo vacacional y destinada, principalmente, a residentes extranjeros. Esta apuesta se decanta claramente por los conjuntos de apartamentos, normalmente de primera planta. Además, cuentan con numerosas facilidades de todo tipo y gozan de servicios básicos de atención médica.

Proyecto BÉTULA ALBA en Almacelles (Lleida)

La importancia de las zona comunes. 

“Lo que singulariza el senior living es la posibilidad de disfrutar de amplias zonas comunes y de un gran número de servicios para facilitar la vida de las personas mayores”, ratifica Adriana Plasencia, de Plasencia Arquitectura, una de las interioristas responsables del complejo residencial madrileño Las Arcadias El Encinar, inspirado en esta filosofía.

Se trata de que todos estos espacios sean entendidos por los usuarios como una extensión de su propia vivienda. De ahí la importancia de algo como la selección de los materiales y el concepto de interiorismo de los espacios. Un valor que está siempre presente en los proyectos realizados por Carré.

Proyecto LAS ARCADIAS en Madrid

Algunas claves en el diseño de viviendas para mayores

Espacios sin barreras y a la medida de cada persona sin perder la esencia de sus viviendas habituales. Mantener recuerdos y objetos queridos es tan necesario como eliminar obstáculos que dificulten el paso. El concepto de espacios diáfanos adquiere, en este tipo de residencias, prevalece por su carácter funcional.

  • La iluminación natural, parte de la «medicina». La luz ayuda a crear ambientes cómodos y acogedores. Además, es parte de hacer los espacios más habitables y fáciles de recorrer.
  • Los baños, más importantes que nunca. El 45 % de las caídas de personas mayores suceden en el baño. Cuestiones como el plato de ducha, el suelo antideslizante, o la ausencia de esquinas peligrosas, son valores relevantes.
  • La accesibilidad en las cocinas. Armarios y electrodomésticos a la altura de los usuarios. Los enchufes en posiciones cómodas.
  • Las puertas deben ser anchas y la opción de puertas correderas, suele ser la mejor opción para no entorpecer la circulación y el paso. También para los armarios, cuya configuración debe ajustarse a las alturas y movimientos de las personas senior. Es importante que los armarios cuenten con iluminación interior para facilitar la visión.
  • Zonas de paso seguras y accesibles. Optimizar la movilidad es uno de los objetivos prioritarios de los proyectos de viviendas para las personas mayores y no hay que descuidar los accesos y zonas de paso. Detectores de presencia que activen la luz de forma automática o sistemas de aviso y alarma, como los de detección de caídas, son muy recomendables. En el caso de viviendas unifamiliares sería necesario eliminar bordillos, rebajar aceras o colocar rampa


¿E S T Á S   P E N S A N D O   E N   R E A L I Z A R  U N  P R O Y E C T O?
¿N E C E S I T A S   A S E S O R A M I E N T O   P A R A   U N   P R O Y E C T O  ?

C O N T A C T A

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CLÁUSULA INFORMATIVA BÁSICA FORMULARIO: Más información