PROYECTO: HOTEL MERCER TORRE DEL REMEI, PARTE DE LA HISTORIA DE LA BURGUESÍA CATALANA

Nuestro trabajo es bonito. ¡Cuántas historias esconden los hoteles! Historias para guardarlas y aquellas que los huéspedes llevan a sus interiores. Cuando se trata de hoteles creados en edificios singulares, aquello que fueron en su día se suman a su nueva identidad. Forman parte de la nueva atmósfera que adquiere un sentido por el simple hecho de tener un pasado.

En el corazón de la Cerdanya, en el Pirineo catalán, se esconde la Torre del Remei. Su historia está llena de leyendas protagonizadas por banqueros, reyes, socialités así como otros huéspedes que han hecho del lugar su sitio preferido para desconectar o celebrar.

A principios del XX, el arquitecto Calixto Freixa -discípulo de Gaudí- proyectó el “Castell de Nostra Senyora del Remei” por encargo del banquero Agustí Manaut i Taberner como regalo para su hija Blanca Manaut i Uyà. Inaugurado en 1910, el palacete combina elementos del neoclásico francés y del modernismo catalán.Durante la Guerra Civil, la finca fue confiscada por el gobierno republicano, si bien el edificio no sufrió daños ni saqueos. Se convirtió en hospital y milagrosamente sus interiores fueron respetados. Décadas después sufrió un lento ocaso. Tras la guerra, su dueña, Blanca Manaut, recuperó la Torre del Remei pero no consiguió restablecer su prestigio y lo dejó abandonado.

Años más tarde, el chef catalán Josep Maria Boix y su esposa, rendidos ante la belleza del lugar, decidieron convertir el palacete en un hotel de lujo. En 1991, tras el proyecto de rehabilitación y adecuación arquitectónicas de Espinet-Ubach, se inauguró el hotel soñado por los Boix. En 1993 entró a formar parte de la exclusiva familia Relais & Châteaux. La gastronomía fue el corazón del hotel. Durante los 27 años en que Boix estuvo al frente de los fogones de la Torre del Remei, su cocina sirvió desde banquetes reales a Premios Nacionales.

DE LA MANO DE MERCER HOTELES

En 2018, la Torre del Remei inicia una nueva etapa de la mano de Mercer Hoteles, tras varios meses de trabajos de mejora para adecuar las instalaciones y servicios al lujo contemporáneo. Pensado para satisfacer las más altas expectativas de los huéspedes, el proyecto del Mercer Torre del Remei pone un énfasis especial en el diseño sin olvidar la gastronomía.

El prestigioso chef catalán Carles Gaig y su esposa Fina Navarro –responsable de sala- son los encargados de coger el relevo de Boix, trasladando su emblemático restaurante del Eixample barcelonés a La Cerdanya. El chef regresa junto a su esposa a la Torre del Remei, donde pasaron sus primeras vacaciones juntos como pareja. Un lugar que, para ellos, es “único en el Pirineo”.

UN ESPACIO QUE FUSIONA PASADO Y PRESENTE

La finca se encuentra situada en el centro de un maravilloso paraje natural de tres hectáreas que, además de poder disfrutar paseando, tiene zonas habilitadas para desayunos veraniegos, tumbarse junto a la nueva piscina o relajarse por la noche con unos cócteles en la terraza.

En la planta baja de la torre construida con una simetría estricta, hay dos ejes que confluyen en la parte central de la casa, coronada por una cúpula que hace las labores de lucernario. La planta baja acoge los espacios comunes de recepción, restaurante y salas sociales y la planta primera, segunda y abuhardillada acogen 12 habitaciones y suites.

Además, en las antiguas caballerizas se encuentran otras 12 habitaciones y suites. Un nuevo paso subterráneo une ambos edificios para facilitar el movimiento de los huéspedes en días fríos o lluviosos. Entre ambos edificios se sitúa una nueva piscina exterior climatizada y un pabellón con vestuarios.

CARRÉ ESTRECHO COLABORADOR EN EL PROYECTO DE REMODELACIÓN

El proyecto de interiorismo ha sido llevado a cabo por Mercer Hoteles con Amanda Molina, directora de diseño y proyectos de la cadena hotelera. Como ella misma cuenta “Queremos que el huésped, al entrar, reconozca la arquitectura pero que se sorprenda por la atmósfera. Evitamos recrear un escenario antiguo y, con la mezcla de referencias, buscamos una decoración única pero cálida, para que el huésped no sea un invitado. Esta es su casa”.

Amanda Molina, directora de diseño y proyectos de Mercer Hoteles: “Diseñamos el interiorismo imaginando una experiencia”, explica Molina, “se trataba de incluir todo lo necesario para que la estancia fuera cómoda y agradable”. Los interiores son nítidos. No hay hueco para lo superfluo.»

El proyecto muestra un gran respeto por los aspectos magníficos y atemporales del edificio que han conjugado con facilidad con las piezas de mobiliario elegidas y la sobriedad en la paleta de color. Se ha intervenido en la distribución de los espacios que se abren o se cierran gracias a la simplicidad de grandes cortinajes que, al contrario de lo que podría parecer, resultan ligeros a la vista y modernos en la decoración.

Las formas curvas están presenten en sofás, butacas o bañeras. Y, como entonces, los artesanos locales han matizado los sinuosos diseños de Molina para los armarios y escritorios.El resultado es un revisado art nouveau que evoca un glamour atemporal con mucho de la sensibilidad del diseño danés y un toque de sofisticación parisina.

La cadena hotelera MERCER HOTELES contó con los servicios de CARRÉ para poder realizar el equipamiento que buscaban para puertas, armarios y piezas plurales de mobiliario. El equipo de diseño de Carré trabajó mano a mano con Amanda para definir los conceptos del proyecto y establecer los procedimientos de tiempo y logística que necesitaban.

Ha sido un reto poder realizar piezas de interiorismo que convivan con las de grandes maestros del diseño como Gio Ponti, Børge Mogensen, Arne Jacobsen o Josef Hoffmann y también los nombres que dan forma a los iconos del siglo XXI como los estudios Space Copenhagen, Gamfratesi, Note Design Studio o Neri&Hu.

HABITACIONES CON IDENTIDAD

Distribuidas en seis categorías (Suite, Premium Junior Suite, Junior Suite, Premium Deluxe, Deluxe y Superior), todas las habitaciones son distintas. Están decoradas y personalizadas en cada detalle. “La selección de materiales naturales es lo que transmite una sensación de calma y serenidad”, desvela la directora de diseño y proyectos.

Las camas son pieza estrella en el dormitorio. No se han seleccionado como descanso de paso. Están seleccionadas pensadas para generar ganas de quedarse. Las sábanas blancas de algodón egipcio de 400 hilos, el colchón de gran tamaño, y el cabecero con estructura de nogal y tapizado en piel.  Es un hotel con historia que se puede percibir desde el hoy.

Dentro de las estancias, los baños se han concebido como spas particulares. En la mayoría de ellas hay amplias bañeras y cabinas de duchas con efecto lluvia. Siempre se ha trabajado para que todas las estancias se impregnen del mágico paisaje exterior: verde en primavera y verano, nevado en invierno.

Ver PROYECTO HOTEL MERCER TORRE DEL REMEI (Bolvir Cerdanya)

Es difícil resistirse a dejarse llevar por la pagina de un lugar como el HOTEL MERCER TORRE DEL REMEI. En Carré, de momento, hemos tenido la suerte de formar parte del inicio de esta aventura.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

> CÓMO SABER CUÁNDO SE DEBE RENOVAR UN HOTEL



¿E S T Á S   P E N S A N D O   E N   R E A L I Z A R  U N  P R O Y E C T O?
¿N E C E S I T A S   A S E S O R A M I E N T O   P A R A   U N   P R O Y E C T O  ?

C O N T A C T A

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLÁUSULA INFORMATIVA BÁSICA FORMULARIO: Más información